Tecnología OLED y QLED, la revolución de los televisores actuales

Televisores QLED y LED

Las revolucionarias tecnologías OLED de empresas como Sony, Panasonic y LG, así como QLED de gigantes como Samsung, están revolucionando el mercado de la televisión, cada una con sus propias diferencias y beneficios. En este artículo, con el apoyo de un equipo experto como el de televisores.pro, vamos a tratar de explicar un poco sobre el potencial que ambas ofrecen, para que así optes por adquirir la que mejor te convenga. Vamos a ello.

¿Sobre qué trata la tecnología OLED y  QLED en los televisores?

La tecnología de “diodos orgánicos de emisión de luz”, mejor conocida como OLED, basa su funcionamiento sobre los ya mencionados diodos. Estos son equipos electrónicos de pequeñas dimensiones, que permiten la emisión de luz de la pantalla con su ayuda y bajo un soporte de moléculas orgánicas que, para sorpresa de muchos, contienen carbono.

En cambio, la “Quantum Dot LED”, son una clara modificación de los televisores con pantallas de cristal líquido o LCD, pero que ahora presentan una iluminación LED trasera con ayuda de diodos emisores de luz. En estos equipos las imágenes son creadas igual que siempre, pero gracias a esta modificación es posible percibir un brillo y un color con mayor potencia e intensidad.

¿Qué diferencias presentan los televisores con tecnología OLED y QLED?

A pesar de que sus nombres son muy semejantes, presentan grandes diferencias. Una de las más notables es que la TV QLED es básicamente una TV LCD, mientras que las OLED se distancia mucho de este concepto. Ahora te presentaremos algunos de los puntos que mayormente diferencian a estos equipos:

  • Al pertenecer a la familia de los televisores LCD LED, los TV QLED se clasifican como equipos de gama alta, sobre todo por el hecho de contar con la tecnología Quantum Dot.
  • Los equipos QLED requieren un panel de iluminación trasera, necesario para ofrecer una iluminación mucho mayor a la presentada por los equipos OLED.
  • La tecnología QLED es transmisiva, ya que se apoya sobre la iluminación proveniente de la sección trasera de su pantalla.
  • Los equipos OLED cuentan con píxeles capaces de emitir su iluminación propia, es por ello que no cuentan con panel de iluminación trasera. Dado que cada uno de sus pixeles pueden trabajar de forma independiente, es posible obtener unos negros mucho más profundos.

Contrastes y negros

Al contraste lo podemos definir como la diferencia encontrada entre el blanco con mayor brillo y el negro más oscuro que las pantallas sean capaces de mostrar. Para la mayoría, estos parámetros son claves para ofrecer una calidad de imagen pulcra. Este punto es sumamente aprovechado por las pantallas OLED, ya que son capaces de apagar sus píxeles, lo que provoca un ratio de contraste infinito.

Los equipos OLED en este apartado son ideales para los espacios con muy poca iluminación o que presente muy poca exposición a la luz natural. En estas condiciones los negros con mayor profundidad son mucho más valorados que las imágenes con demasiado brillo.

En el caso del QLED, esto no es así. Sí, es cierto que sus grises oscuros son mucho mejores, pero los negros que ofrece no presentan la mejor calidad.

 Brillos

Los equipos OLED son perfectos para ver la televisión a oscuras, aunque no presentan la misma calidad en cuanto al brillo en comparación a los televisores QLED. Esto se debe a que los píxeles de las OLED contienen carbono, son orgánicos, lo que genera una pérdida de intensidad con el transcurso del tiempo. Para que esta tendencia de envejecimiento prematura se compense, muchos fabricantes han optado por limitar el brillo de sus píxeles a índices mucho más razonables.

Es por este motivo que los televisores QLED e incluso cualquier LCD LED puede presentar mucho más brillo que los OLED. Si en una habitación se cuenta con demasiada luz, esto será un problema para los equipos OLED. Ahora, si lo que estás buscando es brillo, los QLED son para ti.

Tiempos de respuesta

Los tiempos de respuesta en un televisor hacen referencia al tiempo en que los píxeles tardan de pasar de un color hacia otro. Los equipos QLED presentan un rango de respuesta ubicado entre los 2 y los 8 milisegundos, mientras que los OLED presentan una increíble velocidad de 0,1 milisegundos. Es por ello que las OLED tienen una velocidad mucho mayor, algo que para los apasionados del gaming va de maravilla.