Las Apps son las protagonistas del desarrollo se software

desarrollo de una app

El desarrollo de una App es una actividad que suele ejecutarse con mucha regularidad. Se añade que casi todos estos pequeños programas se hacen a la medida del cliente. A diferencia del software pesado para el computador, aquí sucede que la idea de adaptarse a un requerimiento muy específico suele ser un puntal.

¿Ejemplos? Pues, basta con darse cuenta de que existen Apps para tiendas. Un expendio tiene su propio programa móvil para vincularse con los clientes: mostrar su catálogo de productos, interactuar, permitir la compra, etc. Todo esto es una suerte de micro ecosistema web, independiente y muy singular. Esta App es únicamente para el uso de la tienda en cuestión. No es un programa adaptable a otra tienda.

El diseño de software desde sus inicios al siglo XXI

El inicio de esta disciplina se gesta, por supuesto, con la computación. Digamos que entre los años 70 y 80 los programas de computación eran muy similares al sistema MS DOS. Eran poco interesantes y se apuntalaban en el uso de “comandos”. Para indicar cualquier orden, era necesario saber varios comandos. No eran intuitivos, sino que exigían conocimientos de programación.

Es con la aparición del sistema Windows que se apuesta por la sencillez. La versión de Windows 1.0 fue presentada en 1985, convirtiéndose en una manera muy diferente de ver la pantalla de un computador, de usar estos equipos y de relacionarse con los usuarios. Para usar un computador ya no era necesario ser un ingeniero en computación.

La competencia entre Windows y Apple hizo que el software buscará acercarse al público. Luego, en los años 90 el Internet se hizo protagonista. Los programas se hacían para extraer el máximo provecho a la web. Digamos que esta tónica marcó la pauta de las actuales App: estos pequeños programas para móviles se usan siempre con la web. ¡Esa es una de sus características!

En 2007 aparece el primer iphone y se crea el formato para las App

En su famosa presentación, Steve Jobs mostró un invento que cambió el modo en que entendemos Internet. Este móvil integraba muchas funciones en una sola: era un teléfono, cámara, reproductor de sonido y una suerte de agenda. Además, era completamente táctil. No obstante, lo más importante es que era una suerte de pantalla móvil con conexión web.

Para que este aparato resultase, necesitaba de pequeños programas para funcionar. No debía ser software pesado. Además, lo mejor era que estos programas se descargan de la web. Este es el inicio de ese tipo de software que ahora llamamos App.

Hay un enorme esfuerzo destinado a la creación de las App

Basta con dar un vistazo a la Play Store de Android. Hay gran cantidad de opciones en lo que respecta a las Apps. De hecho, se han convertido en algo en extremo versátil. Hay de estos programas para todo: desde agendas, controladores de ejercicios, para dietas, aprender idiomas, apostar, jugar y mucho más.

Por ende, resta pensar que las Apps se convertirán en el formato de software más popular en el futuro. Es decir, desarrollada no programa estará orientado siempre a este formato. Incluso, un programa es más pesado y usado en el computador, suele tener su versión más simplificada en una App.